Hummus

• 500gr de garbanzos cocidos
• 3 cucharadas de tahina
• 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
• Sal
• Pimienta
• Comino molido
• Zumo de 1 limón
• 2 dientes de ajo
• Perejil fresco
Ingredientes para la pasta de tahina:
• 50gr de sésamo tostado (ajonjolí)
• 50-75ml agua
• Sal

La ingesta de legumbres constituye un aporte de nutricional importante por lo beneficioso para el cuerpo humano. Hidratos de carbono, proteínas, fibras, hierro, vitaminas, un aporte muy bajo en grasas.

La preparación en la tradición de la dieta mediterránea, en forma de plato cocinado y servido caliente, puede resultar poco apetecible para las épocas de más calor.

Sin embargo, esto no debe ser una excusa para sacar las legumbres de la dieta diaria durante los meses de verano.

El hummus es un tipo de puré de garbanzos, muy típico de la cocina árabe, que se convierte en una excelente opción para tomar legumbres de una manera distinta.

Su preparación es muy sencilla. Tan sólo se necesitará de una batidora de bastante potencia o un procesador de alimentosy contar con los ingredientes precisos. Se recomienda comenzar haciendo la pasta de tahina. Poner para triturar el sésamo tostado, con un poco de agua y una pizca de sal hasta conseguir una pasta de una textura no demasiado líquida y dejar reposar.

A continuación, se triturará los garbanzos cocidos junto al aceite de oliva, los ajos y el zumo de limón hasta obtener una masa espesa y sin grumos.

El siguiente paso es juntar la mezcla de los garbanzos con la tahina y volver a triturar hasta que todo quede perfectamente integrado. Se recomienda dejar enfriar en el frigorífico antes de comer.

El hummus es un plato que tradicionalmente se prepara con garbanzos aunque se puede hacer también utilizando lentejas como ingrediente principal. Antes de comer, se aderezará con aceite de oliva, perejil picado, comino en grano o pimentón y acompañar con el tradicional pan de pita.